miércoles, 8 de agosto de 2012

XCII.- LOS ANTIGUOS BARES ONUBENSES (II)




En plena  calle Palacios, existía el " Bar Gambrinus " , que era el lugar de  reunión  de las clases mas selectas de nuestra ciudad y próximo a él,se encontraba el  "Bar Plata," , que fue  el pionero en ofrecer a los onubenses la ensaladilla rusa.

Les  seguian el  "Café Nacional  " y  el  "Bar Onuba", regentado por el simpático Serafín,con el que   llegué a   compartir, en nuestras  tertulias nocturnas, muchas partidas de parchís.

Enfrente, estaba establecida la acreditada  "Cervecería  Vienas", con sus salones  de Billares, que se hicieron famosos a   cuyo frente estaba el popular Ramón López, hombre  que ostentaba con orgullo su recreativismo, y su gran espíritu cofrade, alma  mater   de su hermandad de San Francisco.

En la esquina con Rascón, nos encontrábamos el  "Bar América ", de grato recuerdo y en la calle  del Carmen, era muy célebre  "La Casa de los Gordos".por el pescaito frito.

En la confluenciia de Sagasta con Zafra, se  hallaba el  "Café Nuevo Mundo que  era el mas renombrado de nuestra ciudad, en el que se daban cita  ls trantantes de la vida agro-pecuaria de la zona, cerrándose diariamente infinidad de  asuntos , relacionados  con este ramo.

En la entrada de la calle de los Herreros, gozaban nuestros convecinos de la popular Cervecería de Travieso, con sus  barriles,que servían de mesas, en la que se daban cita todos los aficionados al arte de Cúchares.

En la unión de Isabel II con Puerto, estaba ubicada la Taberna de  "El Macareno", que gozaba de una asistencia de clienteo, bastante importante.

En Boticas era muy renombrada la  "Casa de Alpresa", con su soberbio patio andaluz, que llamaba la atención de propios y extraños,por su bella   disposición y excelente servicio.

 En la Plaza de las Monjas y en la época estival los quioscos de la cervecería, como el de Paco Arjonas. con sus numerosos veladores que ofrecian a  su clientela la oprotunidad, en las  noches domingueras, de  oir los conciertos que desde su atractivo templete, ofrecía la  Banda Municipal de Música, bajo la  dirección de los Maestros Castillo y Ruiz Vidriet, de tan grato recuerdo.

Quiero traer a mi memoria, por último, en el Conquero, frente al  monumento  del pintor onubense,  Pedro Gómez, bajo el Cabezo de la Diputación, de grava roja, la  " Casa de Arjonas", donde los estudiantes del Instituto acudíamos, entre clases, a degustar una cervecita,  acompañada del típico  cartucho de patatas fritas, recién salidas de la sartén, que mitigaba en parte, los  latigazos que nos emitía el estómagos  en aquellos tiempos de tanta pobreza.

2 comentarios:

  1. Riquísimas pavías de merluza, que me comí en casa Al presa. pero nunca olvidare, un potaje de lentejas en Los Gordos.

    Debemos recordar, "La esquinita te espero", soberbio pescaito.

    Gracias por los recordatorios.

    ResponderEliminar
  2. Mis disculpas. No habia leido la entrada anterior, donde se menciona La esquinita te espero.

    ResponderEliminar

Agradezco vuestra colaboración,espero veros a menudo por aquí.